SITUACIÓN POLÍTICA Y SOCIAL: LUTO Y CAOS EN CHUBUT

1
78

09:00 – (Por Giuliano Ventura para OPI Chubut) – Fue la incapacidad del Estado de resolver un conflicto que ya lleva 9 semanas y el desacierto de presentar un proyecto de ley para aumentar los salarios de toda la plana política, sumado a la trágica muerte de dos docentes comodorenses que regresaban de una protesta en Rawson, lo que desató el caos en Chubut. La provincia en llamas, así como está, le podría costar la gobernación a Mariano Arcioni.

En la madrugada del martes, la tensión se elevó a su punto máximo tras conocerse la noticia del fallecimiento de las profesores Jorgelina Ruiz Díaz y María Cristina Aguilar, quienes volviendo a Comodoro volcaron en la ruta junto a otras tres docentes que se encuentran fuera de peligro.

En la capital provincial se registraron serios incidentes. Manifestantes quisieron ingresar a la Legislatura, generando destrozos y un incendio en el ingreso principal. Un grupo de personas prendió fuego también una de las puertas de acceso de la Casa de Gobierno. Responsabilizaban a Arcioni por el fatal desenlace, solicitando su renuncia y la de su delfín, el ministro Coordinador de Gabinete, Federico Massoni.

«Bajo ningún punto de vista voy a renunciar. Al contrario, estoy más fuerte que nunca para sacar la provincia adelante», aseguró por la mañana el gobernador en declaraciones a una emisora radial.

Manifestaciones de dolor

El Ejecutivo decretó dos días de duelo con las banderas a media asta y asueto administrativo. El cortejo fúnebre se traslado hasta Comodoro Rivadavia acompañado por una caravana de vehículos que lo escoltó desde la rotonda de acceso norte de la ciudad. Hubo multitudinarias marchas con muestras de dolor en distintas localidades. La comunidad educativa de la escuela 738 donde daban clases las docentes que perdieron la vida, rindió un acto homenaje conmovedor y se movilizó por las calles del barrio San Cayetano.

Ctera, a nivel nacional, anunció un nuevo paro por 24 horas, al que se sumó el gremio de Camioneros. En Chubut, volverían los cortes de ruta.

“La provincia está de duelo, quiero solidarizarme con todos los familiares, amigos y docentes de Chubut”, expresó Arcioni en una escueta conferencia de prensa, donde cargó tintas contra Nación. “No vamos a  dejar de reclamar al Gobierno Nacional que nos envíen los fondos comprometidos para poder salir de esta crisis”, advirtió.

Desde el poder central no se hicieron esperar y cruzaron los números. Ignacio Torres, candidato a diputado nacional de Juntos por el Cambio, dijo que el Gobierno Nacional habría girado a Chubut en el mes de septiembre 1.227 millones de pesos de adelanto de coparticipación. “Desconocemos en qué lo habrán utilizado, porque lamentablemente la provincia sigue incendiada”, consideró.

Vacío de poder

La Regional Sur de Atech emitió un comunicado en repudio a los dichos del mandatario: “Nos vemos en la necesidad y obligación de dejar en claro que el responsable principal de los hechos es el gobernador Mariano Arcioni”. “Lo ocurrido no fue un accidente vial, creemos que su lectura fue lineal y omite que nuestras compañeras participaban de una lucha generada por su falta de manejo político”, agrega el documento.

En la misma línea se manifestó el diputado del PJ, Blas Meza Evans. Junto con los legisladores de la oposición evaluarán las alternativas y fijarán postura al respecto. Las especulaciones giran en torno a la renuncia, la suspensión o el juicio político.

Un petitorio propuesto en la plataforma change.org solicita la renuncia del gobernador. Sustentado en el Artículo 264 de la Constitución de Chubut, establece que con un mínimo del 20 por ciento del total del padrón electoral, puede solicitarse la remoción de los funcionarios electivos de la Provincia. En menos de 24 horas, la iniciativa superó las 25 mil firmas.

En rojo

Los trabajadores estatales de Chubut atraviesan la novena semana de paro, debido al pago de salarios escalonados, la falta de prestaciones de la obra social y el incumplimiento de acuerdos paritarios.

Los números de la provincia no cierran por donde se los mire. El gasto público se vio incrementado en los últimos años, a raíz de las deudas contraídas en dólares, la baja en la recaudación de ingresos, la inflación galopante y las excesivas paritarias cerradas con fórceps minutos antes de las elecciones provinciales que fueron desdobladas y adelantadas sin medir consecuencias.

Según un informe elaborado por la consultora Ventosur y publicado en el Diario de Madryn, el déficit fiscal de Chubut está atado al desmesurado aumento del gasto. A junio de 2019, los gastos totales superaron a los ingresos totales en $2.879 millones. Sumado al pago de intereses de la deuda, se obtiene un déficit primario de $599 millones, igual al 2% de los ingresos corrientes.

Después del pago del medio aguinaldo, el Gobierno provincial no pudo hacerle frente a la cancelación de los sueldos en tiempo y forma. En materia de reclamos, hubo cortes de ruta, acampes, desalojo por parte de petroleros y una movilización histórica en Comodoro en defensa de los docentes y estatales.

El proyecto de ley para el aumento salarial de los funcionarios del Poder Ejecutivo ingresó a la Legislatura para su tratamiento, en medio de una crisis económica y financiera que tiene paralizado prácticamente a los tres poderes del Estado.

El inoportuno boceto, elaborado con fecha del 3 de septiembre, prevé un incremento que multiplica por 5 el ingreso actual del gobernador, el cual pasaría a percibir más de 300 mil pesos mensuales de bolsillo, y arrastra en la escala a todo el personal político. Además establece que cada actualización paritaria alcance también a los salarios de la plana política.

El jefe de Gabinete, Federico Massoni, defendió la suba que alcanza hasta los cargos de directores generales de la provincia. «Si bien puede llegar a no ser el momento, era una necesidad imperiosa que tenía toda la esfera política, que son los que llevan adelante las mayores responsabilidades del Estado”, indicó en una entrevista brindada a TN.

Asimismo, reconoció que la provincia «está en una situación crítica financieramente, lo que hace que haya impactos en la sociedad en forma directa e indirecta”. (Agencia OPI Chubut)

1 Comentario

  1. Al caos económico de la provincia se suma que el perdedor de la elección no se «banca» haber sido derrotado. Una situación similar se viviría en Santa Cruz si hubiera ganado la oposición. Lo que no aceptan es que Arcioni no fuera un «kirchnerista» puro aunque su referente (Massa) sea el candidato que encabeza la lista d diputados del Frente de Todos.
    Hay exceso de empleados estatales, al igual que en Santa Cruz, y los ingresos no alcanzan para pagarles. Pero la violenta intransigencia de los estatales, por razones políticas, está perjudicando a todos los sectores productivos provinciales.
    Ya no existe el «sentido común» en Chubut.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí