El Banco Central autorizó la compra de hasta US$ 100 mil para viviendas únicas con créditos hipotecarios

0
43

Las inmobiliarias pretendían un tope mayor y que fuera más abarcativo. El mercado está paralizado.

Por: Natalia Muscatelli

Después de las intensas negociaciones que venía manteniendo con las cámaras que agrupan al sector inmobiliario, el Banco Central (BCRA) finalmente autorizó la compra de hasta U$S100 mil para quienes quieran comprar una vivienda (única) con créditos hipotecarios ya otorgados.

Se trata de la porción de potenciales compradores que tenían más apremio por comprar dólares dado que ya tenían el crédito prácticamente otorgado y no habían llegado a comprarlos cuando se impusieron las restricciones estipuladas en el decreto del 2 de septiembre pasado.

Las inmobiliarias, los desarrolladores y los Colegios de Escribanos, tanto de Capital Federal como de la Provincia de Buenos Aires venían pidiendo algo más amplio: la autorización para que todos los compradores (con y sin crédito hipotecario) pudieran hacerse de los dólares para comprar viviendas por 220 mil UVAS o el equivalente a US$150 dólares. El pedido se enmarca en una situación de gran caída de la actividad, que terminó de enfriarse con la restricción a la compra de dolares de hasta U$S 10 mil.

Finalmente la Comunicación «A» 6787 del Banco Central que se emitió anoche decidió: «Permitir el acceso al mercado de cambios de las personas humanas para la compra de moneda extranjera a ser aplicados simultáneamente a la compra de inmuebles en el país destinados a vivienda única, familiar y de ocupación permanente, en la medida que:

1) se trate de fondos provenientes de préstamos hipotecarios otorgados por entidades financieras locales.

2) en caso de existir co-deudores, el acceso se registre en forma individual a nombre de cada persona humana por hasta el monto prorrateado que les corresponda.

3) considerando el total de los codeudores el acceso se realiza por hasta el monto del préstamo o el equivalente a US$100.000, el monto que resulte menor.

4) cada co-deudor deberá firmar una declaración jurada en la cual se compromete a no adquirir activos externos por los conceptos enunciados en el punto 6 de la Comunicación “A” 6770, dentro de los límites que le resulten aplicables, por el tiempo que resulte necesario hasta completar el monto adquirido bajo el presente régimen.

5) el total de los fondos destinados a la compra, tanto en moneda local como en moneda extranjera deberán ser depositados o transferidos simultáneamente a una cuenta en una entidad financiera a nombre del vendedor de la propiedad.

6) se deberá demostrar que los pagos imputados a la compra fueron realizados con anterioridad a la vigencia de la disposición o que correspondan a pagos de hasta el equivalente a US$ 1.000 en concepto de reserva de la propiedad.

Alejandro Bennazar, presidente de la Cámara Inmobiliaria (CIA), comentó que si bien, la medida del Central «no es el gran incentivo para que se reactive el mercado, desde ya, es un paso importante», dijo. «Da un alivio importante no solo para quien tiene el crédito otorgado sino que sirve para avivar las expectativas de que se pueden cambiar algunos ítems», dijo. «De todas maneras, en la semana deberíamos seguir las conversaciones para lograr algunos puntos mas», señaló.

Según el titular de CUCIBA, Armando Pepe, el lunes de 2 de septiembre, había unas 100 escrituras para firmar en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, que no llegaron a firmarse porque los bancos no les vendían los dólares a la gente. Y en el ámbito nacional eran unas 1.080 escrituras», contó el empresario quien ayer participaba en el Congreso Inmobiliario de Mar del Plata.

«Al menos, esta medida descomprime la situación de quienes estaban más apremiados. Quedará pendiente que se siga analizando el caso de los compradores que necesitan los dólares para comprar viviendas únicas sin créditos», señaló. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí