Mauricio Macri reunió a la mesa del PRO y pidió endurecer el rechazo a la reforma judicial del Gobierno

0
73
Mauricio Macri reunió a la mesa del PRO y pidió endurecer el rechazo a la reforma judicial del Gobierno

En contraposición, pidió prudencia en materia económica. Estuvieron Larreta, Vidal y Pichetto.

Por: Martín Bravo

La discusión por el liderazgo se abrió en Juntos por el Cambio y en el PRO apenas consumada la derrota electoral, aunque Mauricio Macri mantuvo la centralidad en el reencuentro con los dirigentes de la mesa nacional. Como anfitrión en sus nuevas oficinas de Vicente López, concentró la palabra buena parte del encuentro y bajó la línea de endurecer la oposición a las iniciativas del Gobierno en el área de la Justicia, en contraposición con la “prudencia” e incluso colaboración en materia económica.

Macri se sentó en la cabecera en el tercer piso de su flamante búnker en Libertador y Alberdi, a unas cuadras de la Quinta de Olivos. A su derecha se ubicaron Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal y Cristian Ritondo -jefe de bloque de Diputados-, referentes del sector “moderado” en el posicionamiento con el Gobierno; enfrente Patricia Bullrich, Miguel Pichetto -el único “invitado” extrapartidario- y Humberto Schiavoni, titular de la bancada en el Senado. El jefe de Gobierno porteño y la ex mandataria bonaerense hablaron poco. Vidal se fue antes: avisó que este viernes temprano se mudaba a su nuevo departamento en Palermo y debía embalar pertenencias en la casa de sus padres, en Castelar.

“Creía que había una discusión interna entre ellos, pero me sorprendió el nivel de alineamiento de Alberto con la posición de Cristina y la arremetida contra la Justicia”, dijo Macri en la reunión. Hubo un repaso de los motivos de “preocupación”, desde el video difundido por el Presidente en el que cuestionó al gobierno anterior de “vulnerar sistemáticamente” el Estado de Derecho a una serie de iniciativas, como el retiro de los jueces propuestos por Macri, lo que calificaron como un “ataque” al sistema de protección de testigos y el proyecto de reforma de las jubilaciones de privilegio del Poder Judicial.

No hubo un rechazo tajante a la postulación de Daniel Rafecas como procurador, aunque el ex mandatario pidió tener una “mirada integral” sobre los movimientos del Gobierno en el área y estar “alertas” para expresar una posición dura. Ahí mismo se enteraron del proyecto de un senador para intervenir la Justicia de Jujuy. Macri pidió a Ritondo y a Schiavoni que lo mantengan informado de las iniciativas del oficialismo en el Congreso.

La contracara fue la situación económica. Macri habló de un panorama “delicado” de acuerdo con “reportes” financieros y en la necesidad de darle tiempo a Alberto Fernández en ese aspecto. Hablaron de contribuir a generar un “clima favorable” para la renegociación de la deuda, como sucedió con el apoyo a los proyectos y a la exposición de Martín Guzmán en el Congreso. En el sector de los “moderados” ya lo venían sosteniendo con crudeza: “En cuestiones de economía no podemos ni opinar”.

Macri se fue de la reunión sin hablar ni dejarse ver. Bullrich, Pichetto y Ritondo oficiaron de voceros, con la línea acordada en la reunión. “Hemos hablado sobre la necesidad de cuidar fuertemente la República y la Justicia. Creemos que algunas de las medidas que se han tomado en el último tiempo cuestionan la independencia y preocupa que se quiera generar una situación en la que Argentina entre en una zona de riesgo respecto al rol de la Justicia, que es el más importante de la República”, aseguró la ex ministra de Justicia, actual titular del PRO, y agregó: “Auditar desde el Poder Ejecutivo el sistema de protección de testigos es una barrabasada y una parte más del intento de aquellos que han tenidos causas de corrupción de llevar a la Argentina a una etapa de impunidad”. Pichetto pidió a su vez fortalecer la relación con Brasil y Estados Unidos, y Ritondo cuestionó los “trámites exprés” del oficialismo en el Congreso.

Durante la reunión de casi tres horas -tomaron café, té y agua-, Rodríguez Larreta también trazó un panorama sobre la pulseada con Nación por los fondos de coparticipación y la revisión de las transferencias de los inmuebles dispuestos por Macri a fines de 2019: habló de una “discusión abierta” con la Casa Rosada, en referencia a un próximo encuentro con Eduardo De Pedro, ministro del Interior. Aún con la centralidad del ex presidente, el debate latente por el liderazgo sobrevoló la actividad la desde el inicio. “No hay un solo referente del PRO. Mauricio ha sido el fundador de este espacio político pero María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires y Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad son los tres que vienen liderando”, planteó Ritondo al llegar. “Será un tema de ellos, eso no se discutió. Pensábamos que ese tema lo teníamos con los radicales, no dentro del PRO”, replicó uno de los laderos de Macri, que no asistirá a la reunión de la mesa nacional de Juntos por el Cambio la semana próxima: viajará a Guatemala, a dar una charla. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí