Coronavirus: el virus se expande por Medio Oriente y Europa y aumentan las restricciones

0
137
Coronavirus: el virus se expande por Medio Oriente y Europa y aumentan las restricciones

El Covid-19 se afianzó donde estaba detectado y agregó nuevos focos; la OMS dijo que el mundo «no está listo» para lidiar con la epidemia; da positiva la primera prueba de un caso en Brasil

Retenes policiales para volver imposible escapar de las ciudades en cuarentena, turistas confinados a la fuerza en sus habitaciones de hotel, advertencias de viaje al extranjero: el coronavirus cruzó ayer nuevas fronteras y llevó a los gobiernos a multiplicar desesperadamente las medidas sanitarias, siempre a la defensiva y en una carrera contra el tiempo.

El diario O Globo, en tanto, informó que ayer dio positiva la primera prueba de un hombre de San Pablo que había estado en Italia. Hoy se conocerá la prueba definitiva.

- Publicidad -

Los últimos datos de ayer indican que el virus continúa expandiéndose a escala planetaria: en el contagio de los poco más de 30 entre países y regiones directamente golpeadas, se registraron más de 80.000 mil casos confirmados, de los cuales 77.658 se concentran en China.

La atención se centra cada vez más en los nuevos puntos de contagio, entre ellos varios países europeos, y en otros lugares a los que podría propagarse, con sistemas de salud más vulnerables. El mundo «simplemente no está listo» para lidiar con la epidemia, afirmó Bruce Aylward, jefe del equipo de expertos de la Organización Mundial de la Salud ( OMS), al regresar de Pekín.

El Covid-19 añadió focos de infección en países de Europa y Medio Oriente y pisó el acelerador en Italia e Irán, donde cosechó más víctimas, así como en Corea del Sur, que con casi 1000 casos confirmados de contagio está solo detrás de China en la extensión de la epidemia.

Ayer se conocieron otros 144 casos para un total de 977 desde el comienzo del brote hace una semana en Corea del Sur, cuando una mujer que pertenecía a una iglesia cristiana disparó vertiginosamente los contagios entre los fieles de su comunidad que acudían al templo. La iglesia, que registra el mayor número de casos en Corea del Sur, accedió a entregar a las autoridades una lista de sus 200.000 miembros en el país para que puedan ser examinados.

«Es una cuestión de velocidad y tiempo: esta semana tenemos que crear un punto de inflexión», dijo el presidente surcoreano, Moon Jae-in, sobre los operativos que montó su gobierno.

Los líderes del mundo son conscientes de que cualquier situación puede desatar un foco y se teme por otros detonantes. La aerolínea Korean Air dijo que uno de sus tripulantes dio positivo al coronavirus, pero no reveló sus vuelos. Y en la monarquía de Bahrein se confirmó el caso de un chofer escolar que siguió trabajando hasta el domingo.

También dio positivo el jefe del organismo creado por Irán para contener el virus (ver aparte). El número de contagios se elevó a 95, con 34 nuevos enfermos en 24 horas. La mayor parte son de la ciudad de Qom (16). Pero Teherán registró nueve casos y el número total de muertes ascendió a 15.

En Europa el coronavirus ganó fuerza en Italia, principal foco de infección del continente, con 11 muertos, 280 enfermos y decenas de pueblos aislados en Lombardía y Véneto. Dos vecinos de Italia -Croacia y Austria- reportaron sus primeros casos. Y un médico italiano exportó inadvertidamente el virus a las Islas Canarias y obligó a dejar en cuarentena a los pasajeros del hotel donde se quedaba. También se confirmaron siete casos en España.

Gran Bretaña pidió a quienes proceden del norte de Italia, China, Corea del Sur e Irán, que se aíslen en sus casas, evitando cualquier contacto humano directo, e informar de ello a las autoridades. Croacia, Hungría e Irlanda desaconsejaron viajar a la zona afectada de Italia.

Bahrein suspendió los vuelos a Dubai, mientras que las autoridades de Salud de Estados Unidos emitieron una alerta de viaje a Corea del Sur, aconsejando a los ciudadanos que eviten los viajes no esenciales.

Japón, que vivió una crisis con la cuarentena del crucero Diamond Princess, donde se registraron más de 600 casos mientras estaba anclado en cuarentena en Yokohama, instó asimismo a sus ciudadanos a evitar viajes no esenciales a Daegu y a la región de Gyeongsang Norte.

Puertas adentro, Japón debió adaptar su cultura laboral para llegar a un acuerdo con las necesidades del momento: el gobierno instó a las empresas a permitir a sus empleados trabajar desde sus casas y tener horarios más flexibles.

También de cara a una crisis interna, la Casa Blanca solicitó al Congreso un fondo de 2500 millones de dólares para luchar contra el coronavirus. Más de 1000 millones serían para el desarrollo de vacunas, y el resto para almacenar elementos de protección, como barbijos.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos advirtieron que la población debe prepararse porque «es inevitable» la expansión del virus. «No se trata de si el coronavirus se propagará por el país, sino de cuándo y cuántas personas tendrán una enfermedad grave», dijo Nancy Messonnier, directora del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias de los CDC.

Incluso en lugares donde no surgieron casos, las autoridades recurrieron a la cautela. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí